Día del Médico – 3 de diciembre

Gabriela Marassa



Buenas tardes al Dr. Raúl Jiménez, a Jorge Mario Lewit, al equipo y a toda la audiencia del Discreto encanto de los Galenos. Agradezco la invitación para pasar a dejar unas palabras por aquí en este 3 de diciembre en que se homenajea a los médicos. No sólo se los celebra aquí en Argentina, sino que es en toda Latinoamérica, a raíz de una propuesta que hiciera la Federación Médica Argentina en conmemoración del nacimiento de Carlos Juan Finlay, un médico cubano que logró probar que el causante de los contagios de la fiebre amarilla , a principios del siglo XX no era otro que el Aedes aegypti, si les suena el nombre es porque  lo venimos escuchando hace un tiempo, ya que es el mismo mosquito que también es vehículo de contagio del Dengue.  Se aceptó la propuesta entonces por la Organización Panamericana de la Salud, por lo que hoy es el Día Panamericano del Médico.

Pero no es la única efeméride con que se celebra la labor de los médicos en nuestro país. En homenaje al Dr. René Favoloro se festeja el día del Medico Social, el 12 de Julio, y unos días antes, el 4 de Julio es el Día del Médico rural en honor a Don Esteban Laureano Maradona, de quien hablaremos en una próxima columna.  Pero todos estos homenajes fueron póstumos, a la muerte de sus protagonistas, como queriendo recompensar una deuda para con ellos que ya no podría ser saldada. La muerte de Favaloro dejo un debate en la escena pública sobre la corrupción dentro del aparato de salud del estado, una muerte absurda y vergonzosa que manchó para siempre el curriculum de quienes tomaban decisiones en los altos mandos. En el caso de Don Esteban Maradona, se lo homenajea por su labor de 51 años en una zona rural de Formosa donde trabajó y vivió austeramente a la sombra del estado, que tampoco lo veía ni lo ayudaba.

Es triste cuando nos dan la palmadita en el hombro después de que ya no podamos levantarnos más. No sirve. No alcanza. Cómo ahora, con los médicos, médicas, enfermeros, enfermeras y personal de salud que la están peleando en el frente contra el Covid -19, agotados, estresados, poniendo el cuerpo porque hay otro que lo necesita más, combatiendo a veces sin recursos y con muy poca esperanza. Y más lamentable aun cuando el homenajeado no puede estar en su propia fiesta porque perdió la última batalla. Cómo el personal de salud de Córdoba, que desde que la Pandemia no nos da tregua han sufrido bajas irremediables. Y este homenaje no sería justo y suficiente si no les ponemos un rostro, si no los visibilizamos, si solo quedaron cómo un número más que engrosa una estadística. Por eso y cómo estamos en la radio quiero poner sus nombres en el aire, porque fueron de carne y hueso, porque no son una lista de números abstractos ni una filmina de los noticieros, son hombres y mujeres que dieron su vida por sus conciudadanos, por nosotros, por sus hermanos, en defensa de su juramento de amor a la humanidad.

A sus familiares y a todo el equipo de Salud de la Argentina, muchas gracias por el esfuerzo y un fuerte abrazo.


ESCUCHÁ EL AUDIO DE ESTE ARTÍCULO AQUÍ:

Día del Médico – 3 de diciembre

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *